Una imagen vale mas que mil palabras...

¿No encontrás lo que querés leer? ¡Busca aquí! ^^

Cargando...

21/6/11

El complejo de Edipo en la mujer

No soy psicóloga, pero me llamó la atención este tema. Por eso escribí este ensayo. Para eso investigué mucho por la Web. Espero que les guste mi trabajo y que tengan un buen día ;)

El complejo de Edipo se caracteriza por el enamoramiento del niño a la madre y el odio hacia el padre. Es común durante la infancia, cuando el pequeño depende de la madre para sobrevivir. Con el tiempo, el niño tiende a identificarse con el padre.

Esta definición va dirigida para los hijos varones. ¿Qué hay, entonces, de las hijas? Por muchos años se dijo que las niñas sufren el complejo de Electra, que sería el enamoramiento del padre y el odio hacia la madre. Freud se opuso a esa propuesta y habló del complejo de Edipo en la mujer.

Para Freud, el complejo de Edipo en la niña se origina debido a que ésta, una vez es consciente de su cuerpo y del cuerpo del niño, empieza a sufrir de la envidia del pene. Para un niño, el tener pene significa tener autoridad, por lo que envidia la autoridad que tiene el padre. Aquí surge el miedo a la castración, que sería directamente la pérdida de la autoridad. La niña, quien no posee pene, envidia al hombre su autoridad y asume que, por algún motivo, sufrió la castración y perdió todo sentido de poder.

En la infancia de la niña, la madre también pasa a ser el primer objeto de amor. Envidia al padre por estar con ella, por lo que asume que es debido a que él tiene la autoridad. Con el tiempo, la niña desea estar en el lugar de la madre y, por la falta del pene, su deseo se convierte el de tener un hijo. Pero como no puede tener hijo con su progenitor, debe buscar a otro como sustituto.

El mismo Freud asumió que la psicología de la mujer es mucho más complicada que el hombre, pero pudo llegar a esa conclusión luego de observar a sus pacientes. Sin embargo, otros psicólogos se basaron en los estudios de Freud para explicar el complejo de Edipo en la mujer.

Autores como Karen Horney, Melanie Klein, entre otros, estudiaron sobre la importancia de la vagina y la vulva en el psiquismo de la niña. A pesar de todo, la balanza psicoanalítica se inclinaba a favor de la teoría de Freud, que sería la envidia del pene. Lo que tuvieron en cuenta los otros autores fue la capacidad que tienen las mujeres de portar otro ser vivo en su vientre gracias a la vagina, la vulva y el útero. Con esos órganos aumentan el potencial de maternidad de toda niña-adolescente, dejando de lado el sentimiento envidioso de la falta de pene. Con tantos cambios que sufre la mujer a lo largo de su vida, la misma puede sentir complejidades psicofísicas en la cual mezcla cuestiones de sexo, genero, costumbres culturales y conformaciones psicobiológicas.

Para la época de Freud, posiblemente, su teoría sería válida. Anteriormente era el hombre quien asumía puestos de mando, dejando muy de lado a la mujer. Pero eso, actualmente, ha cambiado. En muchos lugares se ve a la mujer asumiendo el puesto de mando, siendo el sostén de sus familias y trabajando en oficios que antes eran propios de varones.

Muchos estudiosos del tema dejan de lado la teoría de Freud, dado que consideran que sus investigaciones sobre la mujer carecen de fundamento y, prácticamente, está incompleto. Para Freud la mujer nunca sale del complejo de Edipo, pero lo sustituye con el tener un hijo. En el presente se habla del final del complejo de Edipo en la mujer, en donde se requiere una cierta maduración psíquica y un gran cúmulo de experiencias. Los conflictos adolescentes podrían ser una combinación de restos preedípicos tempranos y componentes edípicos negativos. Al terminar ese complejo se tiene lugar la reconciliación de la joven mujer con la figura materno-femenina.

Mientras el complejo de Edipo en el niño se desintegra por la amenaza de la castración, en la mujer se desintegra por medio de la maduración, los cambios psicosociales y la superación de la rivalidad con el varón. Ella, a diferencia del varón, no sufre de ninguna amenaza de castración o peligro alguno. Por lo tanto, su cambio psíquico se origina por un “movimiento pacífico” en comparación con el hombre.

Dado que la mujer se vuelve consciente de su propio cuerpo y de las capacidades que tiene de tener hijos, se toma a sí misma con objeto de desdoblamiento intrapsíquico, generando un reflujo narcisista sobre el yo. Esta maternización intrapsíquica incorpora a su yo una identificación unificadora, abriendo las puertas a su individuación plena y autonomía interior. Sus elecciones objetuales minimizan el aferramiento al objeto producto de la fragilidad psíquica a la resolución de su Edipo. Puede elegir a sus objetos de amor y también estar sola en plenitud y alegría. Más allá de eso, encuentra al final del complejo un campo psíquico de futuras exploraciones, tanto en el ámbito privado como en el ámbito público.

Con esto, se ha llegado a las posibles consecuencias psíquicas del final del complejo de Edipo en la mujer. Algunas de ellas son:

Primero: en la conformación de su superyó, sobresale la capacidad de dar de sí de las mujeres femenino-maternales, permitiendo una potencial maternidad social.

Segundo: la transformación del narcisismo se facilita en el cultivo cotidiano del espacio de lo insignificante, el beneficio de sí mismas y de los semejantes.

Bibliografía

http://www.enplenitud.com/complejo-de-edipo.html

http://www.psicoanalisis.com.ar/alizade/edipoend.htm

http://psicologia.laguia2000.com/la-sexualidad/la-sexualidad-femenina

3 comentarios:

Johnny McGun dijo...

Freud sólo sirvió como base del psicoanálisis (sugestionar a las personas básicamente, o simplemente cobrar por oír desahogos).
Sólo él sufría atracción sexual por su madre, y lo generalizó para ser aceptado, hizo lo mismo con muchas otras ideas suyas.
Saludos.

Marisol F.R dijo...

Freud fue uno de los que inicio con ese tema. La verdad, a mí no me convence tanto cuando habla sobre la mujer, porque él no es mujer y no sabe bien lo que siente una. En el ensayo expliqué que muchos no concideran las teorías de Freud. De todas formas, gracias por tu observación, seguiré publicando más cosas de temas varios. Saludos!!! ;)

Abelrock dijo...

Johnny, sos un pobre ignorante. Freud fue padre de la psicología, y sus teorías han sido demostradas un sinfín de veces. Como todo en este mundo, es criticable, pero lejos está de ser como vos lo definis. Su teoría no es global, no abarca la totalidad del ser humano sino una parte, fundamental, consitutiva del mismo. La atracción sexual infante por padre/madre es una cuestión universal, todos los seres la viven . Te sorprendería saber cuanto estás reprimiendolo con tu comentario...